Domingo
7.6.20

30 DE Abril DE 2010 | EL VALOR DE LA CRIANZA

Amamantar y algo más

Laura Krochik, presidenta de la Asociación Civil Argentina de Puericultura, expone su visión sobre la importancia del amamantamiento y el rol de una puericultora. El aporte del padre.

-¿Qué aspectos están implicados en el acto de amamantar?

-Creo que hay una conexión directa entre la cabeza y la teta. Es imposible amamantar sin implicarse desde lo psíquico, desde lo emocional y desde lo físico, me parece que abarca todos los campos. A las mujeres se nos juega por un lado la sexualidad, por otro lado el haber sido amamantadas o no, el cuánto esperan de nosotras, el cuánto mi cuerpo es capaz de entregarse. Las mujeres que yo estoy atendiendo en este momento son aquellas que de chiquitas jugaron con Barbies y desde el juego no hubo ni siquiera una conformación de lo que es sostener un bebe a upa, con lo cual es difícil separar una cuestión de la otra, más allá de las historias personales de cada una. Esto es general, a cualquier mujer que se enfrenta a la lactancia se le ponen en juego estas cosas. El tema es cuánto nos hacemos cargo. Me parece que se trata de que la teta no es solo una teta, se trata de todo lo que hay detrás de la teta.

-¿Cuál es el rol de la puericultora?
-Acompañar a la mamá y al bebé en la fusión mamá-bebé, intentar armar una barrera para que esa fusión no se rompa. La función de la puericultora no se reduce solo a la lactancia, que es un detalle en la crianza de un hijo. Si la puericultora tiene que tener la capacidad de mirar, observar, y de acompañar en el sostén de este bebé, no que exclusivamente el bebé tome la teta, mas allá de que las puericultoras somos especialistas en lactancia. Pero su mirada es mucho más amplia.


-¿En qué casos consultar a una puericultora?
-Creo que siempre hay que consultarla. Las mujeres de hoy están solas y la puericultora cumple el rol de acompañarlas. Es una figura que tiene que existir, en una consulta prenatal que permita abrir la cabeza y preparar a la mamá para lo que va a suceder. Y en una consulta inmediata al parto para que el inicio de la lactancia esté dado desde un lugar correcto técnica y emocionalmente. Es un detalle, que si una puericultora puede estar en ese momento, la madre tiene el 90% del terreno ganado.

-¿Cómo puede acompañar el padre?
-En las consultas prenatales implico muchísimo al padre. Ahí les enseño a los papás varones a que el bebé se prenda a la teta de las mamás. En general tienen ganas de participar y hacer algo. Las mujeres cuyos maridos las acompañaron en la lactancia desde el inicio, tienen una lactancia más prolongada y exitosa solo por haber comprometido a ellos en eso. Cuando el varón queda afuera, es mucho más demandante, y todo el tiempo va a intentar sacar a la mujer de ese bebé que le chupa la teta todo el día. Implicarlo en el momento de inicio de la lactancia es clave.


Laura Krochik, especialista en lactancia y en crianza, con formación en Ciencias de la Educación de la U.B.A. instructora en psicoprofilaxis obstétrica y puericultora. Presidenta de la Asociación Civil Argentina de Puericultura

La Asociación Argentina de Puericultura es una entidad sin fines de lucro destinada a realizar una obra de interés general con el propósito de promover, facilitar, favorecer, apoyar y proteger el embarazo, el nacimiento, la lactancia y la crianza, así como la realización de acciones tendientes a la capacitación, información, difusión e investigación acerca de estas temáticas en el ámbito de la República Argentina.



Comentarios de lectores (0)
Escribí tu comentario
Términos de Participación: los comentarios de terceros son de exclusiva responsabilidad de quien los emite, y no de MapadeNiños.com.ar, quien se reserva el derecho de elimiar aquellos comentarios contrarios a las leyes de la República Argentina.
Acepto los términos de participación
Nombre
E-mail

Comentario
Máximo 250 caracteres
 
Facebook Mapadeninos
Instagram Mapadeninos