Lunes
1.6.20

16 DE Diciembre DE 2009 | SEGURIDAD EN LAS CASAS

Consejos para prevenir antes... y no después

La Casa Segura y la Sociedad Argentina de Pediatría nos comparten un artículo ilistrativo sobre los beneficios de cuidar en el hogar posibles accidentes con los chicos.

Congreso de sentimientos, centro de reunión familiar, escuela de retos y aprendizajes, nido de protección… todos sinónimos del bien más preciado: Nuestro hogar. Pero éste también puede ser una verdadera trampa. En el hogar ocurren accidentes a diario y los más afectados son los niños, las personas mayores y las mascotas. Como resultado de esto pueden presentarse desde heridas leves, lesiones muy graves y hasta pérdida de la vida. Caídas desde altura, (terrazas, balcones, ventanas, escaleras, etc…) representan en las grandes ciudades la segunda causa de accidentes en niños, después de los producidos por automóviles.

Cada día escuchamos más información al respecto. Los accidentes son el resultado de una constelación de factores que confluyen en una situación de riesgo. Uno de estos factores que favorecen el creciente número de accidentes es el notable incremento de familias viviendo en edificios de departamentos. La sobrepoblación y la sectorización en lugares céntricos, por cercanía a centros comerciales, infraestructura, escuelas, universidades y círculos recreativos, hace de los departamentos en altura la opción más demandada por grupos familiares al momento de elegir dónde habitar. Estos accidentes son más frecuentes en verano, ya que los niños pasan más tiempo afuera, con la posibilidad de acceder a lugares de riesgo (balcones, terrazas). Además en esta época, las ventanas de los departamentos permanecen abiertas por más tiempo que en el invierno. Las inquietudes de descubrimiento de los niños, sus necesidades de gasto de energía, las prohibiciones no asimiladas, la influencia de los medios de comunicación, la poca disponibilidad horaria por nuestra parte frente a nuestros hijos, el stress etc... hace cada vez más difícil poder controlar e instituir límites a nuestros hijos. Por todas estas razones es preciso tomar conciencia y tener una noción clara de los peligros que representan éstas y otras situaciones para nuestros chicos y en consecuencia tomar las medidas de precaución indicadas.

La Sociedad Argentina de Pediatría, en su “Manual de Prevención de Accidentes” establece algunos parámetros útiles a la hora de evitar y minimizar los riesgos de accidentes domésticos. Los accidentes se pueden evitar. ¿Cómo?... simplemente previniéndolos.

En balcones y terrazas debemos controlar que las barandas se encuentren en perfectas condiciones y que no exista cerca de ellas ningún elemento sobre el que el niño pueda treparse y de este modo aumentar su altura. Se deben colocar protecciones para cerrar dichos espacios. Estas protecciones no deben permitir el paso de la cabeza o miembros del niño.
El sistema de protección con redes de nylon tiene como ventaja frente a otros sistemas que minimizan la sensación de encierro que generan las protecciones metálicas y permiten la evacuación en caso de ser necesario ante un eventual siniestro.
Las escaleras, muchas veces tomadas como un lugar de juegos por los niños, son sumamente peligrosas. Cuando la separación entre los barrotes de las barandas no es la adecuada, un niño puede pasar entre ellos y caer al vacío. La prevención en este caso viene de la mano de un mecanismo de barrera en ambas bocas de acceso a la escalera (arriba y abajo), acompañado de un sistema de apertura con cierto grado de complejidad para que los niños no puedan abrirlo. Si el tipo de baranda permite el paso del niño entre los barrotes es necesario colocar un sistema de red paralelo al recorrido de la baranda y en el balconeo del piso superior.
En las piscinas es indispensable a efecto de la protección de nuestros hijos la existencia de un cerco perimetral completo, de altura mínima 1.00mts, con puerta de acceso y sistema de apertura similar al de las escaleras anteriormente descriptas. Aunque la pileta posea algún tipo de cobertor debemos colocar un cerco perimetral.

Recordemos que los accidentes no son “inevitables” ni “obra de la fatalidad” como se suele escuchar, sino que en la mayoría de los casos son producto de la desinformación, imprevisión o franca negligencia de los adultos. Todos en la comunidad, primero los mayores y luego los niños, debemos seguir conductas seguras. De éste modo la gran mayoría de los accidentes serían evitables, con todas las ventajas que esto significa. No dejemos en manos del azar lo más valioso, proteja a sus hijos antes… no después, bajo este slogan la empresa La Casa Segura, comercializa redes de protección de última generación, asesoramiento a cargo de profesionales en la seguridad hogareña y técnicos especializados con más de 12 años de experiencia en el rubro.

La Casa Segura es la empresa líder en el mercado de la prevención de accidentes domiciliarios, con distribuidores en las más importantes ciudades de Argentina y representantes en países como España, Israel, Uruguay, Venezuela, Colombia y otros.

La Casa Segura 54 11 4857-0185 www.lacasasegura.com
Mencionando el banner de MapadeNiños, obtienen un 5% de descuento en los productos (No acumulable con otras promociones)

Fuente consultada: “Manual de Prevención de Accidentes”. Sociedad Argentina de Pediatría.



LINK DE INTERES

Comentarios de lectores (0)
Escribí tu comentario
Términos de Participación: los comentarios de terceros son de exclusiva responsabilidad de quien los emite, y no de MapadeNiños.com.ar, quien se reserva el derecho de elimiar aquellos comentarios contrarios a las leyes de la República Argentina.
Acepto los términos de participación
Nombre
E-mail

Comentario
Máximo 250 caracteres
 
Facebook Mapadeninos
Instagram Mapadeninos