Domingo
21.10.18

12 DE Diciembre DE 2017 | MÁS QUE LÓGICA

Aprender a programar

TecnoKids es el primer instituto extraescolar, que imparte cursos de programación y robótica, enfocado únicamente en chicos de 6 a 16 años. Entrevista a su creador.

TecnoKids fomenta el aprendizaje de la lógica de la programación. El enfoque basado en proyectos reales, fomenta la creatividad y el pensamiento lógico, con tecnologías de última generación que los estudiantes no reciben en la escuela. Leandro Swietarski fundó TecnoKids hace 2 años. Aquí la entrevista:

-¿Por qué un taller de programación para chicos?​​​​​

-Porque aprender programación en edades tempranas es la mejor forma de enseñarle a los chicos a pensar. Aprender a programar, es aprender a aprender. Es justamente aprender a pensar. Y si los chicos aprenden jugando, divirtiéndose, creando, mucho mejor.
La educación formal tiene muchas cosas buenas, y también tiene algunas que se quedaron en el tiempo y no se actualizaron. Hay muchas materias que se estudian de memoria.
Hay un acuerdo tácito entre alumnos, docentes y directores, en donde los chicos aprenden de memoria, para después repetirlo en un examen y olvidarse de todo 5 minutos después. Esto es algo que sucede. Todos los saben. Y todos miran para otro lado.
Es imposible programar o aprender a programar de memoria. Pensar, analizar, buscar alternativas, probar, y optimizar es algo obligatorio en cualquier proyecto que nuestros alumnos hacen. Claro que dicho de ésta manera parece algo muy formal y aburrido. Pero cada una de esas etapas, se desarrollan de forma didáctica, lúdica y entretenida. A los chicos les encanta. Es muy común que los padres tengan que entrar a nuestras aulas a buscar a sus hijos, porque ellos no quieren irse. Y nos encanta que eso suceda.

-¿En qué consiste el taller?
-Los chicos van aprendiendo de forma progresiva, diferentes lenguajes de programación. Siempre con interfaces didácticas y amigables. Los chicos vienen a aprender, pero también vienen a divertirse.
Cada lenguaje que aprenden es más potente, y les permite crear juegos, aplicaciones, animaciones, sitios web y cualquier cosa que ellos se propongan. Al mismo tiempo aprenden robótica, también de forma didáctica, y una vez que dominan las 2 herramientas, todo se vuelve más interesante porque empiezan a programar los robots que ellos mismos arman.

-¿Cuál es la metodología? ¿Hay alguna producción final?
-La metodología es aprender a través de la diversión y pasarla bien en todo momento.
Tenemos una fuerte apuesta en cuanto a la inversión de equipamiento para que cada alumno pueda trabajar con su propia computadora, y sus propios kits de robótica. Aun así, hay muchos proyectos que los hacen en equipos porque queremos que también aprendan a tener que consensuar, y a cumplir diferentes roles en cada proyecto. A veces un chico es quién diseña el la aplicación, a veces es quién lo programa, a veces quién lo prueba y muchas veces hace todo. Tenemos acuerdos con los jugadores más importantes del mundo en el mundo de la programación para chicos. Y somos socios fundadores de la organización que nuclea a todos quienes participan en éste mundo. Una gran parte de la curricula académica, la vamos armando o la compartimos entre todos, para que cada uno se enriquezca con la experiencia del otro. Durante el año hacemos muchos concursos donde los profes o los padres votan los proyectos, pero es solo una excusa para divertirnos. El objetivo del curso no es ganar, es aprender e incorporar nuevo conocimiento.

-¿Qué es lo que más entusiasma a los chicos del taller cuándo van?
-Sin ninguna duda es darse cuenta el poder que tienen. En la primer clase los chicos ya salen sabiendo crear un juego muy básico. Pero ellos se sienten superhéroes. Poder usar los mismos dispositivos que usan siempre, pero utilizando algo que ellos mismos crearon, y que hace exactamente lo que ellos querían que haga, y que encima esté online y lo usen chicos de todas partes del mundo, es una experiencia única.
Vemos muy de cerca su evolución intelectual. Aprender a programar hace que cada chico alcance su máximo potencial. Sin importar que haga cuando crezca. Si el chico quiere ser contador, cheff o jugador de fútbol, lo mejor que puede hacer es aprender a programar. Va a alcanzar la mejor versión de sí mismo. Aprender a programar no es solo para chicos que quieren ser programadores. Los beneficios de aprender a programar, son iguales para todos, independientemente de lo que hacen, donde viven, o que quieran hacer.

-¿Cómo fue tu acercamiento a la computación y programación, recordás algo de tu infancia?
-Siempre me gustó la tecnología. De chico vivía desarmando cosas, y casi nunca lograba volver a armarlas y que funcionaran bien. Pero mis padres en lugar de retarme, casi siempre me incentivaron y acompañaron en esa curiosidad que yo tenía. A veces desarmaba 2 cosas y con ellas armaba una nueva.
Aprendí a programar de manera autodidacta, por necesidad, por interés y por curiosidad. Todo al mismo tiempo. Y me sentí igual que los chicos. Con súper poderes.

Compartimos la charla TED de Leandro, sobre cómo aprendiendo a programar desde chicos se puede cambiar el mundo.





Leandro Swietarski es hijo de una docente y un juguetero, combinó ambas disciplinas y es el fundador y CEO de TecnoKids, el primer instituto de Latinoamérica que brinda cursos de Lidera la cruzada para que todos los chicos del país aprendan a programar antes de empezar la secundaria.



Por Lic. Carolina Duek
Comentarios de lectores (0)
Escribí tu comentario
Términos de Participación: los comentarios de terceros son de exclusiva responsabilidad de quien los emite, y no de MapadeNiños.com.ar, quien se reserva el derecho de elimiar aquellos comentarios contrarios a las leyes de la República Argentina.
Acepto los términos de participación
Nombre
E-mail

Comentario
Máximo 250 caracteres
 
Facebook Mapadeninos
Twitter Mapadeninos