Miércoles
21.11.18

15 DE Diciembre DE 2015 | MÁS ALLÁ DE LOS MONSTRUOS

Se viene… la monstruología!

Sebastián Burecovics creó la monstruología y desde ahí llega a temas como el respeto al otro, la imaginación, el reciclado y creatividad. Porque los monstruos no tienen límites, es un mundo donde todo es posible..

-¿Qué es la Monstruología?

​​​​​​​​
-Para explicar qué es la Monstruología, tengo que contar cómo nació. Y deben saber que fue de esos nacimientos mágicos, donde uno siente que está cerca de algo especial, aunque aún no entiende bien qué es.
Corría el calor de un mes de enero y mi hijo mayor encontró $100 en la calle. Lo primero que se le ocurrió fue comprar algo para donar, pero cómo mucho no alcanzaba, decidimos realizar una campaña entre nuestros amigos/conocidos. Intercambiamos dibujos míos por plata y con eso juntamos suficiente para comprar elementos de librería. Al mismo tiempo nos enteramos que la ​​Fundación Natali Dafne Flexer, que trabaja con chicos con cáncer, recibía estas donaciones y decidimos llevárselas. También se me ocurrió, la noche anterior, sumar los libros que tenía escritos: Drácula va al dentista, El hombre lobo vs La vacuna, A Frankenstein le falta un tornillo. Cuentos donde relataba los miedos de los monstruos.
Cuando Gloria, la persona que coordina las salas de juegos de la Fundación, vio mis libros me propuso armar un taller que trabajara los miedos de los chicos, usando a los monstruos como herramientas. Que estos personajes sirvieran para hablar de los problemas, sin que los chicos se vieran involucrados directamente. Evitar sentirse observados o juzgados. A partir de esa chispa, nació la Monstruología y se fue perfeccionando con el correr de los talleres.
Un lugar donde los chicos juegan, se divierten, se comunican entre ellos y pueden usar a los monstruos como forma de explorar sus propios temores, sin sentirse invadidos.

-¿Qué valores están en juego al trabajar la Monstruología?
-Los talleres están relacionados a la comunicación primaria, al juego, ese mecanismo hermoso que tenemos los seres humanos para conocernos, para lograr la empatía con el otro. La risa como puente que nos une mientras transitamos ese momento. Y, por supuesto, los monstruos. Esos seres que creamos como herramienta persuasiva para los chicos, como una forma de separar tajantemente entre lo bueno y lo malo, lo lindo y lo feo. ​​​​​​​​
Por suerte los monstruos lograron sacarse ese estigma de encima, reconstruirse, y llegar a temas como la diversidad (no hay dos monstruos iguales); la imaginación (cualquier dibujo puede ser un monstruo, no existe el correcto o incorrecto); el respeto al otro (para conocer a un monstruo hay que acercarse y no juzgarlo por su apariencia); el reciclado (los monstruos también se crean desde los elementos que tenemos a mano); la creatividad (dejar salir las cuestiones que nos molestan, en estos seres que no tienen límites en su realización).

-¿En qué consisten los talleres que realizás?
-El taller consta de 3 partes. La primera tiene que ver con una explicación del mismo, donde les cuento a los chicos que soy un Experto Internacional en Monstruología. Que estudié en la Universidad de Monstruos que queda en Villa Crespo, cerca de una pizzería conocida, y les muestro el dibujo de quién es el director de la carrera (el profesor Cólicos).
Luego, les explico que para trabajar como monstruos primero debemos convertirnos en ellos. Saco mi uniforme oficial (sombrero, peluca rubia y nariz de bruja), un tamborcito y una bolsa donde están los dibujos de los monstruos clásicos. Esta bolsa es la que contiene los poderes mágicos. Los chicos eligen 3 personajes y después, mediante las indicaciones del tambor, hacemos los movimientos y sonidos de los mismos.
El siguiente paso tiene que ver con las producciones que realizamos. Trabajamos con diferentes técnicas de manualidades: dibujamos, reciclamos material descartable, armamos instrumentos, construimos transportes, diseñamos máscaras, elaboramos ricos platos con plastilina o personajes movibles. Siempre relacionado a los monstruos, sus miedos, sus superpoderes, lo que les gusta, lo que no, sus sueños y sus frustraciones.
Al final, hacemos el camino inverso del principio donde los chicos devuelven los poderes, para regresar a sus casas siendo los monstruos que eran, pero sin aditamentos especiales.

-¿Qué buscás o qué encontraste en la Monstruología?
-Con la Monstruología buscaba ser útil. Intentar encontrar, dentro de mis conocimientos, una forma de ayudar al otro. De poder acercarme y darle herramientas que le sirvan para el uso cotidiano, para relacionarse o, simplemente, cuando se sintiera enojado, angustiado. Lo veía como algo que yo venía a ofrecer. Pero encontré algo distinto, descubrí una forma de construir en conjunto, de enseñarnos mutuamente, de conocernos, reírnos al unísono, jugar y descubrir que las personas tenemos más puntos en común, que cuestiones que nos separan. Encontré un camino, una filosofía que me guía en cada proyecto que hago.

-¿Cuál fue tu monstruo favorito cuando eras chico?
-Mi monstruo favorito sigue siendo Drácula, porque mi abuelo nació en un pueblo cerca de Transilvania. Así que tengo una relación de inmigrante con ese personaje y me encanta ponerlo en desequilibrio (como cuando lo hice ir al dentista).
Con los talleres descubrí que los monstruos son los colores que tenemos en nuestro interior, y que lo lindo es cuando traspasan las barreras que ponemos hacia los demás.
Porque los monstruos no tienen límites, pueden ser lo que quieran, es un mundo donde todo es posible. Y que si los monstruos lograron cambiar su paradigma, dejando de ser los temores irracionales del ser humano para convertirse en sus héroes (como en la película Monsters Inc.), entonces las personas todavía tenemos esperanza de dejar nuestras diferencias de lado y construir un mundo mejor.


Sebastián Burecovics (@mundobure) comenzó a escribir cuentos en la escuela primaria, pero de grande quiso pensar en imágenes y se recibió de Director de cine. Trabajó como Educador no formal, tuvo su propia Productora, colaboró en varias Películas, fue Redactor publicitario y Guionista en distintos programas de TV. Siguió girando, se convirtió en Clown y en un experto internacional sobre Monstruología (dando sus talleres en Instituciones, Colegios, Ferias del Libro, Empresas y Fundaciones). Es autor de“Drácula va al dentista” (2011), “El hombre lobo versus la vacuna” (2013) y “A Frankenstein le falta un tornillo”(2014) y la colección “No tan Clásicos” (Blancanieves, un espejo enamorado. Caperucita, sin cuentos. Hansel y Gretel, un mal negocio. Los tres chanchitos, madre de visita).
También trabaja como voluntario en la Fundación Natalí Dafne Flexer.



Comentarios de lectores (0)
Escribí tu comentario
Términos de Participación: los comentarios de terceros son de exclusiva responsabilidad de quien los emite, y no de MapadeNiños.com.ar, quien se reserva el derecho de elimiar aquellos comentarios contrarios a las leyes de la República Argentina.
Acepto los términos de participación
Nombre
E-mail

Comentario
Máximo 250 caracteres
 
Facebook Mapadeninos
Twitter Mapadeninos